Mudarse a un país extranjero

No es tarea fácil, y eso que yo tengo la gran suerte de que mi francés es de este país al que me he venido, con lo cual puedo resolver mis dudas mucho más rápido y, en muchas ocasiones, de forma más segura que si las mirara en internet. Pero, aún así, también he de decir que si te informas antes de venir de todas las cosas importantes, se facilita mucho el trabajo y, sobre todo, el estrés de la incertidumbre. No tengo en mi posesión la gran verdad absoluta, pero os puedo decir qué cinco cosas clave hice o debí hacer antes de venir para que esta aventura no fuera desastrosa (del todo).

top51. Preparar documentación. Porque nunca será suficiente ni será el papel exacto que te van a pedir. Carnet de identidad y/o pasaporte al día es primordial, pero según qué trámites es mejor prever cosas como el acta de nacimiento plurilingüe, contratos y certificados de empresa, títulos académicos (mejor convalidados), certificado electrónico (para trámites a distancia), certificado de soltería, certificados médicos importantes…

2. Cobertura médica. Para empezar, hay que venir con cobertura médica con la tarjeta de la seguridad social correspondiente. Como estoy en Europa, he pedido la tarjeta sanitaria europea, que tiene una validez de 90 días en caso de no percibir ayuda de desempleo (paro), que es mi caso. Además, el INSS me ha expedido el documento E104 en el que aparece el total de mis cotizaciones a la S.S. para ser contabilizadas en caso de necesitar cobertura médica durante bajas laborales o desempleo en Europa.

3. Buscar trabajo. Esto es algo que hay que hacer con bastante antelación si no tenemos la suerte de llegar con contrato bajo el brazo. Traducir el currículo según los cánones del país más la carta de motivación correspondiente y enviarlo a un puñado de empresas del sector en la zona antes de mudarte puede cambiarlo todo (o al menos, hacerte contactos). Yo tuve la gran suerte de tener respuesta positiva y así facilitar la inscripción en la S.S. francesa (para tener un número, cotizar y, por consecuente, tener cobertura médica).

4. Cotización laboral. Si has trabajado en tu país de forma legal y tienes algo de tiempo cotizado, pide con antelación el documento U1 para que sea contabilizado en tu país de acogida para las ayudas de desempleo (considerando que no estés cobrando ya subsidio en tu país). Este documento se pide en las oficinas del SEPE previa cita.

5. Contacta con gente. ¿Que no hablas el idioma del país bien? Pues te apuntas a una academia y, aparte de aprender la lengua que te va a hacer tanta falta, vas a conocer a gente tan perdida como tú con la que hablar o salir. ¿Que te apetece aislarte y estar con gente que hable cristiano? Pues busca foros de españoles en la zona y haz una llamada de socorro. No es nada de lo que avergonzarse, aunque tampoco hay que exagerar, que lo importante es la integración.

¡EXTRA! Traéte comida. Que aunque sea un tópico muy tópico, a mí me hace sentir bien saber que puedo comerme un puñado de picos de pan de los que tengo en la despensa (cinco paquetes nada menos) y una cuñita de mi queso favorito. Si tienes sitio en la maleta, traéte tu péché mignon (debilidad) para esos momentos de morriña.

3 thoughts on “Mudarse a un país extranjero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s