Viaje a Marruecos: Tánger

A pesar de vivir en el país europeo occidental más cercano a África, aún no había puesto pie en este continente. Aunque tengo pensado visitar Tanzania en unos años si la promesa de un amigo sigue por ese entonces vigente, al francés le parecía una excusa genial aprovechar el puente de diciembre para saltar el estrecho y dirigirnos a Marruecos con otros dos amigos. La idea, quedarnos en Tánger y hacer algunas excursiones.

P1030123_副本 P1030125_副本

P1030127_副本 P1030133_副本

Entrada a la kasbah (alcazaba), a la derecha está la medina.

P1030134_副本Quizá resultará raro que diga que no me sentía completamente en un lugar extraño, que a pesar de las muchas diferencias culturales y lingüísticas, me dio la impresión de que la esencia de esa gente, de mucha de esa gente, la conozco ya de mi propio país.

Tánger resultó ser un poco las dos caras del mundo, cosmopolita en parte, tradicional en otro. Al pasearnos por la medina antigua, los comerciantes nos intentaban atraer hacia sus tiendas – la mayoría en español, unos pocos en francés. Se escuchaba la llamada a la oración desde cada esquina mientras los pocos atrevidos se lanzaban a regatear sin entender muy bien en qué consiste ese viejo juego en el que siempre suele ganar el vendedor. Mi francés, aun así, salió bastante contento de sus adquisiciones.

Lo mejor de ese primer día en Tánger fue la comida y el té. Que conste que a mí el té no me gusta porque me pone nerviosa (cosa que no necesito) y porque es fuerte. Pero aquí el té es dulce, acanelado y con hierbabuena. Y apenas nos costó medio euro un vaso calentito en la plaza al lado del gran zoco. El gran descubrimiento no fueron los evidentes cuscús y tajines, sino un plato que pedimos por azar y que nos encandiló: trides au poulet (he encontrado una receta aquí). El restaurante se llamaba Dar Naji y fue una sorpresa de lo más agradable (recomendado por el hotel): comida tradicional a muy buen precio.

P1030121_副本Os cuento en otro momento las dos excursiones que hicimos: una hacia el lado mediterráneo, la otra hacia el lado atlántico.

6 thoughts on “Viaje a Marruecos: Tánger

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s