El ataque de los ciervos hambrientos en Nara

En el parque antiguo de Nara, el que fuera centro neurálgico de la antigua capital del reino nipón, los ciervos se pasean libremente por sus calles. Todos tienen las astas recortadas y van mendigando comida a los turistas. Los visitantes no pueden darles cualquier cosa para picar, sino que existe una serie de puestecitos en los que se vende la comida homologada para los ciervos de la ciudad, una especie de oblea grande por la cual estos animalitos se desviven. A pesar de que hay carteles avisando del furor que los bambis sienten por estos snacks, no te esperas que vayan a ser tan ciertas. Aviso: que muerden, empujan, patean y lo que se les venga en gana para decirte que quieren que les des de comer. Tanto es así que a mí, antes de llegar al puesto para comprar las galletitas ya me seguían algunos listillos, y ni me pude dar la vuelta para volver a donde estaba Guillaume. Me mordieron, empujaron y rogaron vehementemente. Para más muestra, un botón:

P102d0179 P1020169 P1020177 P1020194

3 thoughts on “El ataque de los ciervos hambrientos en Nara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s