HK es un poco diferente: la comida

Aquí en la residencia tenemos una cocina, pero tengo que admitir que me da un poco de asquito, con eso de que la limpian regular y que todo el mundo deja allí sus cosas por medio. Así que había decidido comer fuera todo el tiempo, ya que los precios de los restaurantes no son demasiado caros, pudiendo encontrar menús por unos cinco euros. Además, dentro del campus tenemos varias cantinas (o comedores) para estudiantes que tienen comidas variadas por precios más asequibles (aún). Como por ejemplo un plato de pescado frito, arroz y verdura por dos euros y medio, o el menú de hamburguesa con patatas y refresco por dos euros. Es una opción bastante fácil y barata que me quitaba las ganas de cocinar.

Pero claro, no puedo estar comiendo eternamente cosas en la calle, ya que por estos lares se cocina con mucho aceite y con muchas salsas. El resultado es que he cogido peso (además porque como muchos dulces, no lo puedo negar) y mi cara se ha llenado de granitos y manchas (debido a tanta grasa). Por esta razón empecé a comprar ensaladas ya preparadas para cenar, y algunos sándwiches. Sin embargo he llegado a la conclusión de que tengo que hacérmelas yo misma y empezar a comer otras cosas. Me he comprado una sartén con su paleta incorporada y pienso empezar a almozar revueltos varios, cenar ensaladas y comer más lácteos, aunque sean tan caros.

En el supermercado también venden la comida recién hecha en fiambreras, por un precio bastante módico. Así la gente no tiene más que calentarlo en casa. También venden mucho sushi, hay muchísimos restaurantes japoneses en la ciudad. En el super tienen bandejitas variadas y por muy poquito. Más de una noche he cenado unos “maki sushi” por apenas dos euros (o menos si lo pillas al final de la jornada cuando van a cerrar).

Aunque vaya a reducir las comidas en las cantinas, esto no significa que sea mala. Para nada. Me gusta mucho lo que tienen y me gusta probar cosas nuevas, así que no es problema para mí pedir platos que ni siquiera sé lo que son (ya que a veces no tienen traducción en inglés). Otro problema es la comunicación con los trabajadores porque la mayoría no hablan inglés ¡y yo no hablo cantonés! Menos mal que el lenguaje “del dedo” es universal.

En esta foto se ve el menú más chino que he visto en la uni (hay una cantina que es un poco más “occidentalizada” y vamos casi siempre a esa). Tenía sopa de aleta de tiburón (falsa, evidentemente), con arrroz blanco y dos platos a elegir. Elegí mal, porque estaba tela de picante (la comida del sur de China es famosa por el pique). Además no sé qué carne era la que me comí (ya me ha pasado) y el té era muy fuerte para mi gusto.

Como Hong Kong está en el sur, pertenece a la cultura del Cantón, que es aproximadamente la que se ha exportado por todo el mundo (la mayoría de los inmigrantes chinos en España proceden de esta región). Comen comida con pique (menos en comparación con otros sitios), y su plato estrella es el denominado “dim sum” en su lengua. Son mi perdición.

Consiste en una pasta (hay varios tipos, más esponjosos o más glutinosos) rellena de verdura, carne o pescado. Se cocina al vapor y se acompaña de salsas variadas. Me gustan muchos tipos, cada uno tiene su nombre, pero mis favoritos son los “siu mai” con gambas y verduras. En la siguiente foto se ve el banquete que nos dimos en el restaurante del campus (un poco más caro) donde la profesora de español nos invitó a comer para conocer a las alumnas de español. Fijáos que las mesas chinas son redondas y tienen el centro giratorio. Comparten las comidas en familia, es muy tradicional. Además cada comensal tiene sus propios palillos y otros para servir la comida, que nunca se usan personalmente.

Otra cosa interesante es que en los restaurantes de Hong Kong suelen ofrecer agua caliente o té para beber sin coste adicional. Cualquier otra bebida se tiene que pagar a parte, pero la mayoría de la gente bebe eso. El agua la ponen caliente porque el estado de las cañerías no es fiable y puede estar en mal estado, por eso la hierven y eliminan las bacterias. El agua de botella se debe pagar y no es precisamente barata, ni siempre es agua mineral.

6 thoughts on “HK es un poco diferente: la comida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s