El convento budista de Chi Lin

Chi Lin Nunnery es otro de los pequeños tesoros que encierra este peculiar territorio, se esconde un poco más al norte de donde vivimos, no lejos del templo Wong Tai Sin del que ya os hablé. En este caso se trata de un convento para monjas budistas. Tiene unos jardines con estanques que se pueden visitar libremente, y se puede incluso acceder a algunos de los altares del segundo conunto de patios. Sin embargo, no hay acceso al tercer jardín donde las monjas hacen su vida, oran, tienen su templo y sus viviendas. Si que hay una tienda de souvenirs y una escuela para niñas que ellas mismas gestionan.

La gran diferencia con los otros templos y los monasterios de hombres son los colores: aquí son más austeros, grises y marrones. Pero la paz y tranquilidad que se respira es la misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s