Nantes: Le Carrousel des Mondes Marins

Cuando vine a visitar Nantes con Guillaume, pudimos visitar la galería de la compañía Les Machines de l’Île (Las Máquinas de la Isla), que crea máquinas fantásticas inspiradas del imaginario de Julio Verne. Aunque no nos pudimos montar en el famoso elefante, esta vez estábamos más interesado en el nuevo proyecto, El Carrusel de los Mundos Marinos.

Consta de tres niveles: los fondos marinos, los abismos y la superficie marina. En cada uno, las máquinas representan tanto a animales reales como bestias imaginarias, además de diversas máquinas creadas por el hombre para investigar los mares como una cápsula submarina o barcos.

Lo interesante del carrusel es que con la entrada básica puedes subir y bajar por los tres niveles todo el tiempo para observar cómo funcionan y maravillarte. Si compras la entrada con derecho a un paseo, podrás elegir la bestia que más te haya gustado (las hay individuales, por parejas o de varios pasajeros), hacer cola (si la hay), y una vez que te hayas montado, mover y girar las palancas y manivelas para hacer que tu animal marino se mueva.

Estas dos últimas fotografías muestran el nivel más bajo. Tengo vídeos del carrusel en funcionamiento pero los tengo que subir. Los dos niveles inferiores se mueven a la vez, el superior es independiente. El segundo nivel va elevado en el aire, no tiene más que unas plataformas de acceso que se quitan y ponen solo para dejar a la gente montarse.

Lo interesante es verlo en movimiento y para ello es necesario que haya mucha gente y que todos los animales estén en marcha para poder ver cómo serían si estuvieran realmente vivos. Hay plantas marinas que aparecen de agujeros en el suelo, o algas en la pared, u olas del mar que ondean a la par que los barcos de la superficie.

Nosotros pagamos para montarnos pero puedo decir que aunque es divertido lo más bonito es verlos en marcha con la música de fondo. Nuestra elección fue el pez pirata, que era más bien un esqueleto. Yo me senté arriba y movía la boca, las aletas del mentón y la aleta dorsal. Dos con pedales y uno con la palanca. ¡Qué dolor de pies y brazos al final!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s