Reciclar para hacer una tarjeta {TUTORIAL}

A estas alturas ya deberíais saber que mi gran pasión, a parte de los idiomas, es hacer manualidades. Aunque posteo algunos tutoriales que me encuentro en internet, me encantaría poder crear algunos por mí misma que fueran lo bastante interesante. Alguna vez lo he intentado, pero no con mucho éxito (una aquí y otra aquí).

Como quería hacer un tutorial que me gustara y que os demostrara lo fácil y divertido que puede ser hacer tarjetas, he creado uno especial RECICLAJE. Es muy fácil. Así es como yo empecé a hacer mis tarjetas. Con cartulinas que tenía por casa, papeles de regalo que me sobraban, etiquetas, pegatinas y lazos que tenía guardados. Seguro que tú en casa tienes un puñado de cosas de las que puedes sacar un buen partido y crear cosas tan monas como esta:

Pilla unas etiquetas de ropa que tengan colores o diseños monos. Hay verdaderas obras de arte en el diseño de etiquetas. Solo hay que intentar usarlas sin que se vea la marca.

Aquí aprovechamos hasta el cordón en el que vienen enganchadas.

Para la base necesitamos una buena cartulina o cartón, como esta pasta de un viejo libro (o puede ser de una carpeta que ya no uses). La doblamos para hacer la tarjeta:

Luego buscamos papeles monos que nos puedan servir para combinarlos y hacer el cuerpo de la tarjeta. Yo usé este folio morado que me dieron a modo de carpeta con un encargo. Lo recorté por el lado que no estaba escrito.

Yo al principio no tenía tijeras de bordes graciosos, y me los hacía yo misma con la tijera normal.

Para combinarlo cogí este papel con dibujitos que procede de un envoltorio de la tienda de accesorios SIX. Es muy útil guardar todos estos paquetitos de regalo.

El modo de decoración más fácil es la yuxtaposición geométrica. No falla.

También es interesante recoger folletos de todo tipo de la calle. Hay muchos puestos donde regalan postales de publicidad gratuitas. No nos sirve por la marca, pero en muchas ocasiones vienen con unos diseños y dibujos muy monos. Este pedazo de papel morado es del plano del British Museum del día de los Muertos del año pasado (1 de noviembre).

De aquí podemos sacar varias cosas: el borde primero.

Después usaremos las etiquetas de la ropa como motivo central.

Para tapar el corte y el agujero de las etiquetas, usamos el corazón amarillo del folleto.

Mmmm, le falta algo. Ah, sí. Podemos usar el cordel de la etiqueta para hacer un lazo. También podemos usar los lazos que vienen en jerséis, rebecas o camisetas y que muchas veces no sirven de nada.

Perfecto. Ahora no la vamos a recargar más, así que le pondremos el mensaje en el centro y ¡voilà!

Una tarjeta que no nos ha costado un duro ¡porque está enteramente reciclada! Sin necesidad de gastarnos un dineral podemos aprovechar materiales del día a día que parecen estorbar y crear cosas así.

Perdonad la calidad de las fotos pero las hice con el móvil.

2 thoughts on “Reciclar para hacer una tarjeta {TUTORIAL}

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s