Mangas favoritos de mi adolescencia

Durante mi época adolescente, comecé a leer mangas, los llamados cómics japoneses. Me había criado viendo las series de animación japonesa en la televisión y, una vez descubrí que podía leer y releer esas historias, deteniéndome en cada viñeta el tiempo que quisiera, contemplando los dibujos durante minutos, no pude sino caer en la trampa. El problema residía en que mis ingresos como adolescente eran prácticamente nulos, y si de mi pequeña paga semanal tenía que sacar para el autobús hasta Sevilla, el cine, o comer fuera, además del precio de los tomos, pues pocos fueron los cómics que seguí que fueran costeados por mí misma. Tuve suerte de que mis amigas también seguían otras colecciones, y cuando mi hermana descubrió este placer, ella y sus amigas me dejaban leer lo que se compraban. Desde que empecé la universidad, los mangas han desaparecido de mi vida. No porque me hayan dejado de gustar, sino porque he dado más importancia a otras cosas. Así que no conozco la escena actual, ni desde hace unos seis años. Por lo que podréis ver que mis mangas favoritos son más antiguos, y además de temática parecida (shojo al poder).

5. Caramel Diary. Megumi Mizusawa.

Un solo tomo. Una chica de instituto que quiere ser mangaka (dibujante de manga) y participa en una revista escribiendo historias de amor en las que el protagonista siempre se parece al chico que le gusta, quien, por cierto, nunca se percata de que ella está enamorada. El problema llega cuando otra dibujante adolescente, con carácter, se enamora del mismo chico.

4. El juguete de los niños. (Kodomo no Omocha). Miho Obana

Es una obra de lo más carismática. Sana es una estrella infantil del cine y la televisión, con una personalidad muy abierta, divertida y un tanto estrambótica. Pero en su escuela hay una serie de macarras que no dejan a la profesora darles clase y que tienen a todos atterrorizados, así que Sana no puede más y les planta cara. Lo mejor de esta serie es que la autora presenta unas situaciones de lo más divertidas y disparatadas, y de repente te mete drama y te conquista de las dos maneras.

 3. Somos chicos de menta. (Mintna Bokura). Wataru Yoshizumi

La gran autora de “La familia crece” volvió a la comedia con este manga. Noel y María son dos hermanos que hacen siempre todo juntos. Así que Noel no puede soportar que María se vaya a un internado nuevo sin decírselo, sobre todo porque se ha enamorado de un chico. Como no quedan plazas para chicos, Noel se va a disfrazar de chica para poder estar cerca de su hermana.

2. GALS! Mihona Fujii

Esta es una de las series con las que más me he reído. Nos presenta a las gals, una tribu urbana de la sociedad japonesa, y los diferentes tipos dentro de ella, a través de un personaje de lo más loco, Ran, que pasa de estudiar y de los mayores, pero que no se deja amedrentar en la vida y sabe defender la amistad. Ran es tan temperamental que siempre se está metiendo en líos.

1. Baby My Love. (Aishiteruze Baby). Yoko Maki

Una de las historias más bonitas que he leído en manga. Yuzuyu debe quedarse en casa de sus tíos porque su madre está pasando una mala racha. Kippei es un adolescente mujeriego sin preocupaciones que va a acabar teniéndose que ocupar de esta niña de preescolar, con la que acabará creando un vínculo enorme.

One thought on “Mangas favoritos de mi adolescencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s