Harry Potter: Una historia de amor de una década

Parece mentira pero hace ya unos diez años que conocí a Harry. El título de la película podría ser cuando Harry conoció a Irene… y no la dejó marchar. La atrapó de tal manera que la hizo suya y le dio los que ella, quizá, considera los mejores momentos de su vida {leyendo un libro}. O dos. O más bien siete. Y tres ediciones especiales de libros mágicos. Sin embargo, el tiempo ha pasado y parece que a ella se le ha olvidado todo este amor y apenas es esto cierto, pues le será fiel siempre y por siempre jamás. Solo que ahora es distinto.

Con esto os quiero contar la historia de amor que he vivido con una fantasía, al igual que millones y millones de personas en todo el mundo, en prácticamente todos los idiomas, de una franja de edad increíblemente amplia. Harry conquista a todos no solo por lo que él hace, vive o dice. Es todo lo que le rodea, la historia, los compañeros, los enemigos, esa manera de escribir de JKR que te cautiva, te hace crear un mundo único y un vínculo especial con los libros. Porque no son solo libros, son toda una historia (o fragmentos de miles de historias entrelazadas alrededor de una principal) y un universo en sí mismos.

JKR no se esperaba tener el éxito que consiguió cuando escribió la primera entrega de la saga. Ya conocemos de sobra las penurias que pasó y cómo fue concebido el personaje. Ese momento es un hito en la historia de la literatura. No podemos negar que Harry Potter es un fenómeno literario, cultural, social y económico sin parangón en este planeta.

Cuando Harry I cayó en mis manos creo que yo tenía unos 13 años. No lo recuerdo exactamente, pero estoy casi segura que fue después de haber ido a EE.UU., y de eso hace exactamente diez años. El libro me lo prestó mi mejor amiga por aquel entonces: “te va a encantar, es sobre un niño mago y hay un montón de misterio”. Esa misma tarde me lo bebí. En apenas unas horas, entré de lleno en la magia y al acabarlo se me quedó el pecho tan vacío, que tuve la necesidad de volver a leérmelo. En la misma tarde. Sin moverme del mismo sillón que hoy tiene un tapizado distinto. Cuando acabé de releerlo, ya era de noche, y no cabía en mí de gozo. Había leído algo tan fresco, tan original, tan divertido, tan emocionante, pero tan triste y tan misterioso… Era el mejor libro del mundo.

El resto, como se suele decir, es historia. Mi amiga me prestó los dos siguientes y por las tardes, en su piscina, o en los recreos, comentábamos todas las teorías de conspiración posibles. Criticábamos a los malos. Nos sonrojábamos con los líos amorosos. Nos imaginábamos a los protagonistas y elegíamos al que más nos gustaba. No os miento si os digo que, al igual que montones de adolescentes como yo, me enamoré de los personajes. Mi amor platónico era Oliver Wood. Lo admito, siempre me gustó que fuera el capitán del equipo de Quidditch.

Cada cierto tiempo, la tensión aumentaba: se acercaba el lanzamiento del siguiente número. Mi favorito, el cuarto, fue la gran revolución. Es el primero que poseo en papel, pero no me lo compré en aquel entonces, me lo prestó de nuevo mi amiga. Recuerdo que fue el último año de instituto, o penúltimo, cuando mi madre me lo quiso regalar en inglés: así practicaría mis habilidades lectoras, aprendería vocabulario y, encima, era un libro que me encantaba. Porque El Cáliz de Fuego es y será siempre mi favorito. Desde entonces, no he leído ni una entrega en español. Ya no recuerdo cómo se dice Sorting Hat, y me horroriza ver Horrocruces. Considero que las traducciones de HP al español peninsular son inmejorables, pero una vez pruebas la miel… no tiene comparación. Una vez entras en la visión de la propia autora y entiendes los chistes, el porqué de los nombres de tal persona o tal lugar, no te sabe igual.

JKR no solo ha creado escenarios, personajes complejos o tramas que te embelesan, te conquistan y te hacen vivir emociones de todo tipo; es todo tan complicado pero a la vez ha sabido ir respondiendo a nuestras dudas en cada entrega y ha sabido ir cerrando nudos y explicándolo todo, acabando una historia que se desarrolla a través de miles de páginas con un final depurado, único, sobrecogedor, de órdago.

6 thoughts on “Harry Potter: Una historia de amor de una década

  1. Yo también caí rendida a los pies de Harry por esos tiempos. Más que enamorarme de él, me enamoré de su mundo y del universo nuevo que me presentaba ya desde la primera página. Y mis Reyes Magos de aquel año de 2º de Eso tuvieron la culpa. Tras el primer tomo,no pude parar de leer y corrí con todos mis ahorros a comprarme el 2º, a pedir el 3º como regalo…Curiosamente, mis abuelos (que no sabían por aquel entonces quien era ese “muñeco” con gafas, sino que vieron que era una novedad) le regalaron el 4º a mi hermano justo cuando yo empecé a leerme el primero, así que no tuve que esperar a devorarlo. El quinto lo aguardé con ansia. El 6º supuso mi primer libro en versión original en inglés comprado en la mismisima inglaterra en mi primer viaje en solitario por el ancho mundo. Y el 7º (en inglés, of course), comprado en portugal durante las vacaciones el primer día de publicación, supuso el fin de un viaje irrepetible.

    Jamás me leí los libros más de una vez, no sé porque, pero no soy de ese tipo de lectoras, aunque me he visto tentada a ello en varias ocasiones.

    Las películas, aunque no brillantes, son decentes reflejos de los libros. Son casi discursos paralelos (como dirían en interpretación)….aportan otra visión, y, personalmente, me devuelven la magia y el recuerdo perdido cuando voy a verlas en el cine años después de haberlas leído.

    Y hasta aquí mi romance harrypottiero.

    De nuevo, coincidimos en lo mejor^^

    besos

    Me gusta

    1. me alegro un montón que coincidamos en gustos! sobre todo si es Harry ;)
      estoy preparando una serie de entradas sobre los libros, ya te informaré. y tu entrevista viene pronto, es que he tenido otras entradas atrasadas!!!

      Me gusta

    2. jajja yo no recuerdo cómo empecé… fue mi madre, claro, la lectora más ávida de mi casa, la que me inició.
      mi libro favorito también es el cuarto, pero empatado con el sexto y el primero, y mi peli favorita la cuarta.
      y yo, como belen, tampoco soy capaz de leerme los libros mas de una vez, no se porque, no tiene la misma frescura que un libro nuevo…
      en fin, un brindis por JKR ;D xD

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s