Mi experiencia en Madrid y Max Your Beauty

Hoy os voy a contar cómo fue exactamente mi día y medio en la capital. No os puedo poner fotos porque soy una torpe tecnológica y no entiendo el iPhone.

Todo empezó en primavera, o por mayo… Me enteré que había una especie de concurso en Facebook de Max Factor. Yo ni corta ni perezosa, que oigo gratis y me bailan los dedillos del pie de felicidad, me puse a investigarlo y ¡voilà! Me inscribí. Ahora tener que publicar todos los días y rogar a mis amigos que me voten… y con eso llegamos al verano y la gente de vacaciones, incluida la menda, sin conexión a internet, para quedar finalmente en un honroso puesto 45. El cupo máximo era de 200. ¡Lo conseguí!

La organización me pagó el viaje en AVE de Sevilla a Madrid. Llegué el viernes por la tarde, mi prima Loli me recogió y me llevó a su piso.

Al día siguiente, Día M (de Max Factor), me fui en metro hasta el hotel en el que nos habían citado. Llegué a la vez que la modelo a la que maquillaban, las dos perdidas y con el tiempo justito. En la sala di mi nombre y cogí un papel a voleo para una “sorpresa” (¿regalarán un coche?). Cogí asiento en mitad de la sala. No hice amigas porque allí había grupitos de chicas que iban juntas y estaban súper contentas, haciéndose fotos y riéndose (obviamente se habían votado entre ellas). Pero bueno, no me hacían falta amiguitas porque enseguida llegó Lewis, con la representante de la marca en España, presentaron toda la iniciativa, que si gracias, que si tal, que si la “sorpresa”…

El curso consistió en que Lewis maquilló a la modelo y nos iba explicando cómo lo hacía, porqué lo hacía, con qué y qué era mejor para cada tipo de piel, cada contorno, etc. Dio muchos trucos e hizo dos maquillajes de ojos distintos. Luego, por “sopresa”, eligió un número que no era el mío y la afortunada pudo ser maquillada por el susodicho. En realidad tuve suerte porque si llego a salir y el hombre me ve la cara se habría asustado, y el resto de la sala lo habría visto a zoom x200 en el proyector, qué horror.

Durante la charla estuve apuntando cosas en una carpeta que nos dieron con bolis, lápices, caramelos. Al final, ronda de preguntas, cola para hacerse la foto, todas pidiéndole consejos y tal… yo me largué, porque nos habían dicho que nos daban maquillaje de regalo y mis dedillos ya bailaban al son de la conga. Mi premio: una bolsita con máscara de pestañas, colorete en crema y barra de labios, todo de la marca.

Veredicto: Interesante. He aprendido trucos, aún tengo que probarlos, pero estuvo guay. Viaje gratis, maquillaje gratis. —> GENIAL

El resto del día lo pasé de paseo. Fui al trabajo de mi prima (una galería) para ir a comer con ella, nos dimos una vuelta por Fuencarral para ver tiendas, me compré una monada para mi scrapbooking, y vimos el centro. Cuando ella se volvió al curro, me di vueltas por los sitios más conocidos hasta que los pies lloraron, estuve una hora casi en un banco del retiro hasta que se calmaron, y me fui otra vez a pie hasta Atocha para coger el AVE.

 

6 thoughts on “Mi experiencia en Madrid y Max Your Beauty

  1. :D :D Me ha encantado la entrada
    Me quedo con la frase de los dedos del pie bailando jajaja qué bueno
    por lo demás, te he imaginado a ratos, como lo de pensar quita quita q si me ve la cámara xDDD ainss, iree, me alegro de q t lo hayas pasao tan bien ^^ y me gustaria ver el apartamento de tu prima, tiene q ser superguay jajaj menudo par de dos, te digo, al final te vas a dedicar esto, ya veras.. seria interesante, no te parece? ^^
    besitosss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s