Elige tu causa

El mundo se muere y el ser humano no es más que un pequeño monstruo que ayuda a destruirlo poco a poco. En nuestras actividades diarias no nos damos cuenta de que somos egoístas y no ayudamos a salvar el planeta. Un planeta que se resiente por la acción del hombre y que dentro de unos siglos será totalmente distinto de lo que es hoy, si es que sigue existiendo.

En mi casa estamos bastante concienzados con ayudar al medio ambiente. Reciclamos. Ah0rramos luz. Ahorramos agua. Y cuidamos nuestras plantas. No es una cuestión de dinero y poder pagar todo el agua que queramos, es una cuestión de valores. Y convicciones. A veces no nos damos cuenta pero es tan solo una pequeña diferencia la que marca nuestros pasos y ayuda a la Madre Tierra a susistir un poco más para que, al menos, lo poco que nos queda se mantenga. Entre todos podemos poner en marcha pequeños mecanismos o reglas como recoger agua de lluvia, el agua de la ducha antes de que salga caliente, cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes (lo de siempre); separar vidrios, tapones y bricks, papel y cartón… y meterlos en el contenedor adecuado; e incluso realizar nuestro propio compost con los desechos orgánicos de casa.

Exiten muchísimos productos diarios que a parte de simplificar nuestra vida, hacen daño al planeta. Una pequeña pero gran medida que ya se lleva a cabo en otros países del mundo y que se va a introducir en España (con suerte) es la de ir retirando de uso las bolsas de plástico de los supermercados y tiendas. En su lugar se usan bolsas de papel reciclado o hechas con tubérculos a un precio módico, como las que ya se venden en Carrefour y otras grandes superficies, y que se descomponen incluso más rápido que el papel. Esta cadena de hipermercados está llevando a cabo una campaña para concienciar al público de que es mejor usar otras alternativas (con el añadido de que la empresa reduce gastos, claro). En su página de www.echaleunamanoalmedioambiente.com puedes enterarte de los beneficios para la naturaleza de implantar esta medida (las bolsas de tubérculos) y de las causas ecologistas de la entidad.

Sin embargo, como ya he mencionado, el ser humano hace mucho daño y no solo a la naturaleza. Ojalá. El hombre es más perverso aún y hace daños a sus iguales, a otros hombres, tanto por la acción como por la inacción. Debería subrayar eso: inacción. ¿Por qué? Porque no nos importa que los demás sufran, sabemos que hay gente haciendo daño y desviamos la mirada a otro lado porque en la vida es más fácil pasar, vivir a tu bola, y vivir sin saber. Las miles de personas influyentes, poderosas que, por su propio beneficio, optan por la negligencia. Armas, drogas, todo tipo de mercado negro crea un círculo sin retorno en el que la gente poderosa paga y manipula a gente que actúan mal, haciendo daño, para ganar más dinero. Un dinero que solo llega al que ya era rico, no al pobre desgraciado que se involucra en este circo y cuya vida no vale absolutamente para los poderosos.

Siempre hay una razón por la que preocuparse y en la que involucrarse: los niños soldados que no tienen infancia, los afectados por catástrofes naturales en zonas pobres y sin medios, los enfermos de sida que no tienen acceso a tratamientos, el hambre en el mundo. Es muy fácil pensar en todos estos problemas y decir que nos preocupan pero no hacer nada al respecto. No somos grandes magnates ni asociaciones internacionales que pueden participar en coloquios o grandes conferencias mundiales para dar nuestra opinión y hacer que el mundo cambie. Pero con pequeñas acciones, podemos hacer que la máquina siga funcionando.

Mucha gente era reticente a aceptar la realidad del cambio climático. Sobre todos aquellos cuyas fortunas se basaban (o se basan) en industrias altamente contaminantes. Pero poco la comunidad científica ha logrado hacer llegar su mensaje y grandes personalidades han empezado a hablar y, lo más importante, a actuar. Es cierto que Al Gore se embolsaba grandes sumas de dinero por cada conferencia que daba sobre el cambio climático, pero si no lo hubiera hecho, muchísima gente seguiría pasando del tema, sobre todo en Estados Unidos (donde bien hace falta que hagan caso de una vez por todas). Su película, y otras tantas que han ido saliendo después, intentar hacer que nos concienciemos.

Por eso, la ONG Acción Contra el Hambre, lanzó hace ya unos meses una campaña de recogidas de firmas para que Al Gore realice una película para concienzar a las masas, esta vez sobre el hambre en el mundo (www.pideseloaalgore.org). Porque es más fácil de lo que parece. Porque si los países tenían millones y millones para dar a los bancos cuando todos dijeron que estaban ahogados por “la crisis”, ¿por qué no hacen realmente algo por cosas que de verdad importan? Como por ejemplo, los hombres.

Hay muchas más causas en el mundo en las que involucrarse. Hay tantas, que es imposible poder solucionar todos los problemas. No tenemos que olvidar que somos solo humanos, no dioses ni superhéroes, pero pienso que vale la pena defender unos valores sabios y justos, y creo que no es tan difícil hacerlo.

2 thoughts on “Elige tu causa

  1. Llevas mucha razón, Irenpower.
    Pero el mundo es siempre complejo.
    Y te olvidas de un pequeño detalle: el ser humano viene defectuoso: es de naturaleza egoísta y además le suele llamar la atención aquello que está prohibido. Es una de las razones por las que aun se consume droga (créeme, después de ir a Amsterdam me di cuenta), aunque por supuesto hay razones peores: una enfermedad o el hambre más terrible, la droga ayuda a subsistir. Pero es cierto que se le suele dar un mal uso porque se da sin informar…
    Como bien dices, hay muchas razones para actuar. Por eso, pertenezco a IO o a Médicos Sin Fronteras. Y lo de Al Gore… pues no sé, ayuda a concienciar pero ¿a qué más? De todos modos, no es mala idea, entraré ;)
    Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s