Verano de sol (I): Playa

Este año parecía que mi verano iba a ser un rollo, como el anterior. Sin ningún viaje en especial a la vista, y mucha calor. Al final ha salido mejor de lo que yo esperaba y casi no he parado. Resumiendo estos meses en cuatro puntos, empezando por:

He estado entre Fuengirola y El Puerto casi todo el verano. Este año el piso se ha quedado vacío (parece ser que definitivamente) y entonces hemos aprovechado todo lo que hemos podido y hemos ido en varias ocasiones.

Vistas del mar desde la piscina
Vistas del mar desde la piscina

Lo malo de Fuengirola es que el agua del mar está helada y que para salir tenemos que coger el coche porque mi urbanización está un poco retirada y encima de una montañita (playa y sierra, ¡dos en uno!). Lo bueno es que se está súper tranquilo y con la piscina al lado puedes darte un chapuzón si no tienes ganas de bajar.

Además hacía bastante tiempo que no me pasaba por allí y me ha traído buenos recuerdos de cuando éramos más pequeñas y pasábamos los veranos con mis primas, de la piscina a la playa, jugando en la casita y dando vueltas por el barrio.

Con Gloria y Claudia en la playa
Con Gloria y Claudia en la playa

La verdad es que la zona ha cambiado mucho porque la han masificado y ya no podemos ver el mar desde nuestra terraza. ¡Estamos rodeados! Han hecho bloques de pisos en todas las laderas de la montaña y hasta en la parte de los arroyos.

En el paseo marítimo
En el paseo marítimo

Como yo no soy demasiado playera, la última semana bajamos muy poco y Alberto y yo disfrutamos más de la piscina, sobre todo cuando no estaban los niños (por la mañanita temprano).

Al principio en julio también estuvo mi prima Irene con su familia. Claudia era un meteorito y no se estaba quieta ni un ratito. Pero lo pasamos muy bien jugando a las cartas. Luego en agosto pudimos ver a Susana y al pequeño Mario, que estaban allí unos días.

Alberto y yo en conjunción
Alberto y yo en conjunción

A El Puerto también he ido en dos ocasiones, en julio y en agosto. Tampoco he pisado mucho la

Con Marta en el TK3
Con Marta en el TK3

playa por varias razones, pero me lo he pasado bien haciendo otras cosas. Sobre todo descansar, ir de compras y de paseo. En julio tuvimos el cumple de Ana y en agosto fue el de Marta. Además nos visitaron los tíos y el primo de Alberto, con quienes fuimos a la playa.

También aproveché para jugar con mi Wii, sobre todo al nuevo de deportes playeros, ya que Alberto se compró el cacharro ese que lo hace mucho más preciso (y por lo cual lo odio, porque así se nota lo torpe que soy en realidad!).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s