Mi primer año upero (de universidad)

Mi madre ha estado ordenando el trastero y me ha encomendado deshacerme lo más posible de papeles y cosas que tengo en diversas cajas allí abandonadas. Ya ha llegado el verano, oficialmente, con sus vacaciones correspondientes, y eso significa hacer limpieza exhaustiva y hacer hueco en los armarios y trasteros para la basura que vamos a acumular durante el próximo curso.

Así que he colaborado con la primera caja. En esta caja que he revisado hoy estaban los apuntes de mi primer año de carrera. Qué recuerdos. Recuero el primer, el segundo, el tercer día de clase, que iba asustadísima y me sentaba en los asientos que quedaban de sobra en los extremos de cada fila (nunca muy delante, nunca muy atrás). Hasta que fui haciendo amigos y ya más o menos me sentaba donde nos apetecía.

Mis papeles desordenados
Mis papeles desordenados

El primer año fue duro para mí básicamente por el cambio de dinámica en la asistencia a clase, los profesores y sus métodos, los trabajos y las evaluaciones… Fue duro enfrentarse al papel en blanco sin tener ni idea de cómo escribir un comentario de texto, ni de cómo traducir siquiera. Pero sobre todo fue más duro aún recibir un suspenso a pesar de todo el esfuerzo puesto en mi pequeña pero decente obra :(

Bueno, esa etapa la superé en los siguientes años, aunque el número de horas de estudio, documentación y preparación se multiplicara, también fue ganando en otros aspectos: hice más amigos, evolucioné académicamente y sabía defenderme tanto con la universidad a nivel físico (que la Olavide es muy grande) como administrativamente (aunque a día de hoy no sé ni cómo hice la mitad de las cosas).

He pensado que voy a reducir el número de apuntes que tengo guardados al máximo y dejar los cuatro años en una sola caja. Pero cuando me he puesto a mirar me han entrado mil dudas, de si esto me hará falta si hago el máster este, que esto es indispensable por si me dedico a la docencia, que esto… Vamos a ver, que siempre me pasa lo mismo: o lo tiro TODO, o no tiro NADA. Así que he he tirado, pero he guardado lo imprescindible. El problema es que me pongo a pensar el dineral que gasté en fotocopias y me da lástima tirar tanto árbol.

Pero antes de eso, he pensado en comentar algunas de las cosas que he encontrado y que me han hecho gracia. Como mis apuntes de lingüística aplicada a la traducción, subrayados con florescentes ¡de cinco colores!

P1010664
Ejercicios para la clase de francés CI

Recuerdo perfectamente cuando empezamos las clases de francés que teníamos un caos absoluto con muchas profesoras que no se ponían de acuerdo, y sobre todo, con nuestra profesora Loreto, que se dedicó el primer mes a darnos clases de relajación y respiración. Sin embargo fue una experiencia singular y divertida, y a muchos nos hizo ilusión verla en la graduación a pesar de que había dejado nuestra universidad. También encontré en la misma carpeta todas las redacciones que hice para una profesora pero como se dio de baja por maternidad me las devolvió corregidas junto con una carta en un sobre enorme. Fui la única de la clase que hizo todas las redacciones del cuatrimestre.

P1010661
Comentario con frases en alemán
P1010659
Comentario colorido y con fantasmas

También he limpiado mis apuntes de inglés y he encontrado algo súper curioso: los comentarios de mis compañeros de clase sobre mi exposición del segundo cuatrimestre, que iba sobre fantasmas. Es una lástima porque no pusieron nombres y no sé distinguir las caligrafías, pero algunos son dignos de mención. Otros también se lo pasaron bien en clase poniendo dibujitos y comentarios (cómo se nota que todavía éramos adolescentes).  Ni siquiera sé porqué se me ocurrió hablar de fantasmas en inglés, pero por los comentarios parece que estuvo interesante. Entre los aspectos más valorados están las imágenes que usé de películas famosas, y que se me veía muy emocionada (yo más bien diría nerviosa, ¿no?).

Y esto es lo que ha salido de mi primera caja de apuntes. He guardado mis redacciones de inglés por melancolía. Y el resto es por si las moscas. De todas formas me ha hecho ilusión recordar algunos de los buenos momentos de la carrera (que no fueron demasiados). Si encuentro algo digno de mención en la siguiente caja, os lo comunicaré.

2 thoughts on “Mi primer año upero (de universidad)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s