DIY antifaz para dormir

Hoy os traigo un tutorial que llevaba mucho tiempo queriendo hacer. Y es que siempre me gusta tener a mano un antifaz para poder dormir cuando el francés tiene la lamparita encendida para leer o voy a países en los que las persianas son desconocidas ;) Pero el año pasado, no sé cómo, perdí los dos últimos que tenía (uno de ellos de buena calidad que había comprado). Así que tenía en mente hacérmelo yo misma y sin mirar ningún tutorial en internet. El resultado, obviamente, no es de profesional pero os puedo decir que es súper blandito, eficaz y además hecho a mano. ¡Qué más puedo pedir!

DSC00869_副本

Los materiales son todos reciclados. Sí, señor. La tela es de un calzoncillo viejo de mi francés (aunque parezca cutre). El relleno es una espuma que venía en un monedero para ahuecarlo. Los elásticos son de una funda de colchón de camping. Es decir, que solo pagué el hilo, la aguja y las tijeras.

DSC00870_副本

Primero corté dos trozos medianos de tela que me cubrieran por encima de las cejas y por debajo de la nariz. Medí aproximadamente para que quedara un poco de dobladillo interior y pudiera ser gordito con el relleno. Así que preví que cubriera más de lo normal.

DSC00871_副本

Doblé una de las partes por la mitad para hacer la forma redonda que iría por encima de la nariz. La abrí de nuevo y la medí sobre mi cara. Parece tonto y rudimentario, pero tu cara es el modelo a seguir, paso de las medidas.

DSC00873_副本

Para la parte de arriba hice una forma similar (como de corazón) pero menos pronunciada. Puse las dos partes juntas (enganchadas con alfileres) y recorté de la misma forma.

DSC00875_副本

Después empecé a coser. No tengo máquina así que lo hice a mano. Fui dando puntadas exteriores por un lado. Al llegar a la esquina, puse el extremo del primer elástico y lo cosí dejando un buen trocito de margen. Metí el resto del elástico por dentro. Seguí cosiendo por el lado y cuando llegué a la segunda esquinita, cosí el segundo, con cuidado de meter el resto por dentro de nuevo.

DSC00876_副本

Así le pude dar la vuelta y recuperar los otros dos extremos por fuera.

DSC00877_副本

Metí el relleno sin exagerar.

DSC00878_副本_副本

Y cuando fui a coser para cerrar, medí bien que los elásticos sujetaran el antifaz alrededor de mi cabeza pero no quedarn tirantes. Cosí metiendo el extremo por dentro. Aunque no me salió bien ya que una esquinita no la hice redondeada como las otras.

DSC00879_副本

La podéis ver en esta foto (abajo derecha). Aunque creo que esto le da un aspecto más personal, y me encanta.

DSC00880_副本

Ha sido mi compañero nocturno durante todo mi viaje a Cuba y espero que me acompañe (y no lo pierda) mucho tiempo más. Si no, lo volveré a hacer con el último calzoncillo  deshechado ;)

Empaquetado bonito: reciclar una caja de cacao

Desde que acabé la caja de cacao en polvo sabía que la quería usar para alguna manualidad pero no se me ocurría nada. Pero al ver este set de elementos de decoupage en una tienda súper barato, me decidí a comprarlos para transformarla en una caja de regalo de estilo romántico.

DSC00770_副本

Material previsto inicialmente que al final fue menor (porque decidí no usar los washitapes). DSC00775_副本

Corté el papel a la altura adecuada y envolví la caja pegándolo.

DSC00782_副本

En un lado aproveché el ramo de flores y lo adorné con un marco redondeo y otro ramo de flores similar encima pero usando esponjitas de relieve.

DSC00791_副本

Por detrás terminé la cinta de lunares, puse algunas mariposas en relieve y una nota, todo conjuntado. Las cintas de papel de lunares sirven para tapar el sitio donde las hojas se encuentran.

DSC00774_副本f

Lo más difícil fue pintar la tapa del bote con espray y tener que esperar que se secara. Los adornos sirven para tapar la marca del cacao. También los puse en dos niveles usando unos adhesivos de esponjita.

DSC00801_副本 DSC00802_副本

Este es el resultado final.

DSC00804_副本

¿Qué os parece? Me da pena darla! Sirve para meter el regalo dentro pero en sí ya es un regalito, ¿verdad? El interior lo lavé al principio del todo, para que no oliera a chocolate. Es de tamaño mediano, así que depende del regalo no cabrá muy bien. También había pensado usarla para regalar bombones o caramelos. Por ahora no tiene dueño ;)