Inspiración: Tea party

I’m off to have a loooong weekend at the desert, beach and mountain. All together right here. I’ll be back on Monday, ready for a new week full of work.

Don’t you love these illustrations about kettles and china for tea? I do. I even have my own set of vintage British tea cups. Funny thing, though, I don’t really like tea ;)

Mi primera hamburguesa vegetariana

Vamos allá, metiéndome de lleno en el mundo de la comida vegetariana (porque yo, aunque coma carne y pescado, soy muy de verdura). La verdad es que llega un momento en que todos los platos son iguales, que si un filete con acompañamiento, y una que está harta, decide probar cosas nuevas. Me pasó en Londres, cuando elegía la versión vegetariana del menú del día y me comí una de las mejores “hamburguesas” que haya probado jamás. Tan tonta soy que no pregunté de qué estaba hecha, pero miré en internet y vi muchas variedades. Ahora que me ha dado por la quinoa desde que la descubrí el año pasado, he hecho una prueba que quiero compartir con vosotros. A ver qué os parece.

Me compré un paquete en el que venía no solo quinoa, sino también quinoa roja y arroz salvaje, todo mezcladito y de cultivo biológico/ecológico (que con el francés me lío y no sé ni cómo llamarlo). Lo que iba a hacer fue de lo más fácil: lavarlo, hervirlo, amasarlo. Eché unos 150 gramos (a ojo) y me dio para hacer unas cinco pastitas.

P1110908_副本_副本Una vez escurrido con mucho cuidado de no perder demasiados granos, le eché condimentos a ojo: comino, sal, pimienta, ajo en polvo. El comino es importante porque le da un sabor diferente. Después eché dos huevos, removí, añadí pan rallado y removí, fui añadiendo un poco más hasta que quedó un poco más compacto.

P1110924S_副本Hice un “filete” y lo eché en una sartén sin mucho aceite (aquí en casa evitamos el aceite para freír). Le fui dando vueltas hasta que vi que el huevo y el pan se habían hecho. Después saltée una cebola en tiras con maíz, porque le iba a dar un toque mexicano con una salsa que tenía que acabar (en mi casa todo va de aprovechamiento).

P1110927_副本P1110929_副本Para el pan usé unos roti, que son como tortas de pan fino indio. Los descubrí gracias a mi compañera en Hong Kong, Salomé, y desde que vi que los podía conseguir aquí, me hice con ellos. Los venden congelados, se hacen en la sartén antiadherente con nada de aceite, y están genial para acompañar muchos platos.

P1110928_副本 Después solo era cuestión de poner la verdura en el centro, con un poco de salsa y queso emmental, y finalizar con mi hamburguesita de quinoa mixta. Estaba muy rica, diferente, y sana. Repetí el menú en dos ocasiones con toda la masa que tenía y nos gustó muchísimo. Ahora intentaré pensar otros platos que hacer con mi quinori y otras alternativas para hacer verdaderas hamburguesas vegetarianas.

P1110930_副本 P1110931_副本 P1110933_副本 P1110934_副本n